Hermanos que nos precedieron
13 de marzo de 1920 - 7 de mayo de 2009
Pascua del Hno. Marcos Correa
El día 7 de mayo de 2009, después de una breve internación, celebró su Pascua el Hno, Marcos Zacarías Correa Lavega. Hermanos, novicios, Fraternidades, familiares y miembros de todas las comunidades se hicieron presente en la despedida final y en la celebración eucarística de cuerpo presente.
Nacido un 13 de marzo de 1920 en el seno de una numerosa familia rural de los alrededores de Minas, heredó de ella el amor al trabajo manual y un profundo sentido de fe cristiana. Recibió las aguas bautismales en la entonces parroquia Inmaculada Concepción, hoy Catedral de Minas, el 25 de abril, y allí mismo 6 años más tarde fue confirmado por Mons. Juan Francisco Aragone, Arzobispo de Montevideo. El clima religioso del hogar favoreció el aprecio y cultivo de la vocación religiosa en el seno de la familia: de nueve hermanos, tres consagraron su vida al Señor, dos como HSF y una como religiosa del Perpetuo Socorro.
En 1934 parte Marcos al Aspirantado de Alta Córdoba (Argentina) inspirado seguramente en el ejemplo de los HSF llegados apenas tres años antes a su ciudad natal. Después de tres años en Córdoba, ingresa al noviciado de Progreso donde profesa el 8 de setiembre de 1938, como Hno. Ramón, siguiendo la costumbre de la época de cambiar el nombre de bautismo al realizar la profesión religiosa. Continúa en Progreso como escolástico realizando sus estudios magisteriales ente 1938 y 1941.
El Colegio “San Vicente” del barrio de La Unión (Montevideo), lo recibe como joven maestro en 1942. En los años siguientes, alterna su presencia entre San José de Mayo, Aguada y este Colegio de San Vicente hasta su cierre en 1955. Luego, Salto es su destino. En 1964 lo encontramos como pupilero en la Aguada. Después pasa a cumplir funciones como ecónomo en el Taborin de Córdoba, Tandil y Progreso.
Durante los años 1974 y 75 realiza una experiencia distinta. Acompaña durante dos años al P. Zordán en la Parroquia rural de Quebracho (Paysandú) colaborando en las funciones litúrgicas y en alguno de los talleres que, para capacitación de jóvenes de la zona, había establecido en la Parroquia.
Posteriormente es su ciudad natal, Minas, que lo acoge por primera vez. Se desempeña como profesor de manualidades en el Liceo y monta un taller de carpintería al servicio del Colegio. Después de un breve pasaje, de apenas un año en San José, vuelve a Salto por un largo período de 15 años ocupándose de la librería y trabajos manuales de carpintería.
En 1996, es destinado a la casa de formación de Canelones en el barrio Pío X donde hacía de “casero”, como le gustaba decir, y ecónomo de la comunidad. Los últimos años transcurren entre las comunidades de Minas y Aguada, a la que pertenecía actualmente.
El Hno, Marcos vivió su consagración religiosa con hondo sentido comunitario y sencillez de vida, como buen hijo del Hno. Gabriel, a quien profesaba una filial devoción. Fue el típico HSF amante de la vida comunitaria, el amor al trabajo, la fidelidad a la oración comunitaria y la simplicidad en las relaciones con los demás. Hábil en tareas manuales especialmente la carpintería, dedicó los últimos años de su vida a traducir del francés textos sobre el Fundador, la vida de Hermanos difuntos, parte de la Positio y otros documentos de interés sobre la Congregación, aparecidos en el Entretien. Cual monje del medioevo, con su caligráfica letra llenó decenas de cuadernos, quizá unos doscientos, prolijamente titulados en su exterior y que él mismo encuadernaba en pequeños tomos cuando el tema así lo ameritaba.
Si bien su salud y regimenes de comida fueron siempre motivo de preocupación, no dejaba de participar - aún con sus 80 largos años, en las vacaciones anuales de los Hermanos en el Campamento Campanero. Allí, puesto que los mismos Hnos. se ocupan de la cocina, era proverbial que apareciera a media mañana para colaborar, y preparar de paso su propio plato en base a verduras, sin renunciar necesariamente por ello al menú del día. Era tiempo propicio también para desarrollar su afición al juego de cartas, el “truco”, por lo que en los momentos previos al almuerzo, “mate” mediante, invitaba a unos y a otros para compartir ese momento de sano esparcimiento comunitario. Que la memoria del Hno. Marcos, vivida desde el acontecimiento pascual de la Resurrección de Cristo anime nuestra esperanza y fidelidad hasta el final. Que interceda ante el Padre para que no falten los continuadores, sencillos y fraternos como él, de lo que vivió como Hermano de la Sagrada Familia.
Hno. Néstor Achigar
Provincial
Publicado el 11 de mayo de 2009
Hermanos que nos precedieron
6 de noviembre de 1919 - 29 de mayo de 2008
Hermano Pedro Giordano, Q.E.P.D.
El día jueves 29 de Mayo de 2008, con una misa de cuerpo presente, Hermanos venidos de distintas comunidades, miembros de la Fraternidad Aguada y personas allegadas del Colegio hemos despedido al Hno. Pedro GIORDANO, a la edad de 88 años.
Nacido en Quattordio, provincia de Alessandria, Italia el 6 de noviembre de 1919, ingresó al aspirantado de Villa Brea en 1930 donde posteriormente hizo el postulantado y noviciado. Profesó el 19 de marzo de 1936 con el nombre de Hno. Ubaldo. Pocos meses después, el 6 de junio de ese mismo año, llega al Uruguay. Realiza sus estudios magisteriales en el escolasticado de Progreso durante dos años y medio siendo su primer destino San José de Mayo que todavía ocupaba el viejo local junto a la Catedral, para ocuparse de las clases de los más pequeños. El año siguiente viaja a Tandil donde permanecerá hasta el año 1943 y recibe el reconocimiento oficial del Gobierno como maestro junto a otros Hermanos de la Comunidad. En 1944 vuelve al Uruguay. Su destino es Colegio San José de Minas donde, durante 10 años, se ocupará de la clase 2ª. En 1954 las tradicionales galerías de la Aguada son testigos del transitar de este inquieto y vivaz Hermano que se ocupa sucesivamente de las clases 3ª,4ª y 5ª. Vendrá luego una extensa estadía de 15 años en San José de Mayo, donde con su proceder sencillo y simpático supo ganarse el afecto de los maragatos.
En 1980 vuelve al tradicional Colegio de la ex Av. Agraciada 1960 pero ya no se ocupa de la clase sino de la librería. Por años será el “Hno. de la librería” que con su proverbial cordialidad teñida a veces de una cierta ingenuidad conquista el corazón de niños y docentes.
A partir del año 2000, las transformaciones de una librería que requiere cada vez más otros tipos de servicios complementarios, hace que ceda el papel protagónico a alguien más joven y continúe él como colaborador por un tiempo más.
El Hno. Pedro, fue un hermano eminentemente comunitario. Gustaba estar con los Hermanos, hacer anécdotas, brindar información de la congregación, recordar pequeñas historias, matizadas con algunas originales adivinanzas que podían provocar alguna benévola sonrisa en los escuchas, pero que contribuía a mantener un clima de sana expansión y alegría. Gustaba de los paseos a Piedras Blancas los sábados, donde se ocupaba de las tareas sencillas de la mesa. En sus últimos años llevaba una detallada estadística, constantemente actualizada, de cumpleaños de Hermanos, defunciones, edades promedio y distintas efemérides en el Instituto.
Fue un Hermano sencillo, alegre, amante del buen clima comunitario y siempre dispuesto a acoger a las personas que visitaran la Comunidad. De sus tres hermanos varones uno, Giulio, fue también Hno. de la Sagrada Familia. Vino a visitarlo en la década de los ´80, ya que Pedro o “Pierino” como le llamábamos familiarmente, nunca volvió a su Italia natal.
Si, como expresan nuestras Constituciones “la consagración del Hermano alcanza su plenitud en la comunión fraterna”, y “lo coloca en situación de testimoniar en el mundo el espíritu de las Biaventuranzas como religioso”, el Hno. Pedro fue testimonio de esta realidad alcanzada por la acción transformadora del Espíritu y el compromiso de vivir en el día a día “bajo el humilde techo de Nazaret”, cómo nos sugería Gabriel.
Hno. Néstor Achigar
Provincial
Publicado el 30 de mayo de 2008
Hermanos que nos precedieron
14 de mayo de 1917 - 19 de febrero de 2008
Falleció el Hno. Antonino Ruiz
En el día de hoy, 19 de febrero de 2008, el Hno. Antonino (Isidro RUIZ GARCÍA) ha celebrado su Pascua abriéndose a la plenitud de su vida consagrada en el encuentro con el Padre.
Había nacido el 14 de mayo de 1917 en Santander, siendo bautizado el mismo día al igual que su hermano mellizo, que también fue Hno. de la Sagrada Familia con el nombre de Diógenes. Criado en el seno de una familia de sólida tradición cristiana donde su padre tenía 4 hermanos religiosos, fue enviado a la escuela que los Hnos. fundaron en Polientes (Cantabria). A los 13 años, el 24 de junio de 1930, ingresó en el aspirantado de La Horra. Luego pasó al noviciado en Villa Brea donde ingresó como postulante el 13 de agosto de 1932. El 8 de setiembre de 1934 pronunció sus primeros votos. Regresó a su patria y después de despedirse de los suyos vino al Uruguay para iniciar el Escolasticado en Progreso. En 1936 lo encontramos haciendo sus primeras armas como maestro en el Colegio Sagrada Familia de la Aguada para pasar el año siguiente a San José de Mayo donde permaneció dos años. Regresó a la Aguada por 7 años y luego 2 años en Tandil (R.A.) y 3 años en el Colegio San Vicente de la Unión (Montevideo). Vuelve a la Aguada donde permanecerá un largo período de 28 años como profesor del Curso Comercial, ayudante de pupilero y finalmente Administrador.
Una corta estadía en Salto (1980) y después un largo período de 24 años en el Colegio San Juan Bautista de Montevideo, donde alejado ya del trato con alumnos mayores, fue presencia nazarena en los patios y apreciado profesor de caligrafía en los cursos primarios.
Aquejado de varias dolencias, especialmente una progresiva ceguera, en el año 2006 pasó a la enfermería de la Aguada. Con ejemplar austeridad supo sobrellevar las diversas molestias de sus enfermedades, particularmente una fractura de cadera de la que, contra su deseo, no pudo ser operado.
El Hno. Antonino fue, como quería el Hno. Gabriel, un Hermano sencillo, humilde, trabajador y amante de la vida comunitaria. Como canta el himno de vísperas de difuntos: “Se acabaron la lucha y el camino, y dejando el vestido corruptible, revistióse del Dios incorruptible”. Que desde el cielo, junto al Hno. Gabriel y tantos Hermanos, interceda por nuestra Congregación, especialmente por nuestros formandos y la fidelidad a nuestra misión evangelizadora.
Hno. Néstor Achigar
Provincial
Publicado el 22 de febrero de 2008
Hermanos que nos precedieron
“Hermano, lleva a cabo en ti una conversión permanente con la aceptación auténtica de la cruz sin la que no puede haber resurrección. Vive hasta el fondo la muerte total. De este modo mostrarás tu resurrección por la paz, la alegría, la fraternidad.” (Prólogo Const.)
Falleció el Hno. Justo Ayala
Los Hermanos de la Provincia “San José” – Uruguay, comunican el sentido fallecimiento del Hermano JUSTO AYALA.
El Hno. Justo estaba enfermo desde hace algún tiempo en el Colegio
Sagrada Familia de Aguada (Montevideo) y donde últimamente se había agravado. Su deceso se produjo a las 13,15 hs. del jueves santo, día en que Jesús instituyó la Eucaristía, a la que el Hno. Justo le tenía un gran amor y de donde sacaba las fuerzas para su entrega y servicio.
El Hno. Justo Ayala nació el 13 de setiembre de 1916 en Bahabón de
Esgueva (Pcia. De Burgos). Entró en el aspirantado de La Horra en 1928 y Profesó en La Brea (Chieri) el 19 de marzo de 1934. Ese mismo año integró la comunidad de Soto de Campóo, como nos dice la Historia de los Hermanos en España: “La comunidad, en 1934 estaba formada por los Hnos.
Ligorio Ayuso, Justo Ayala, Adelfo Alonso e Isidoro González, éste
último como director. Al finalizar el curso de 1935, los Hermanos se
vieron obligados a cerrar la escuela ante el deterioro de la situación
social, producida sobre todo a partir de la llamada revolución de
Asturias (1934)”. Al cerrarse esta, pasó a La Horra. Llegó a América
(Montevideo), el 6 de enero de 1936.
Comenzó su actividad en Montevideo en la Unión en el año 1937,
luego estuvo en Capurro y sobre todo en Tandil, entre los años 1949 y
1963 donde ejerció como maestro en primaria, docente en comercio y
pupilero. También estuvo en la Aguada entre los años 1964 y 1969 y a
partir de 1984 hasta la fecha. Pasó por Pocitos, Minas, San José y
Salto. En Progreso, donde estuvo entre 1975 y 1978 es muy recordado por los que integraban el grupo juvenil “JAOR” a quienes animó durante esos años.
Su gran devoción a María y al Padre Pío, sin duda le ayudaron a
sobrellevar su enfermedad y a vivir su Vida Consagrada con humildad y sencillez.
Que en este momento en que estamos celebrando el misterio
Pascual “la resurrección de Cristo anime nuestra esperanza y la certeza de la pervivencia de la comunidad más allá de la muerte” (Const. 139)
Pidamos en nuestras oraciones por su eterno descanso.
El responso se realizará a las 9,30 hs. del día 6 de abril (viernes santo), en el Colegio Sagrada Familia de la Aguada y el posterior sepelio a las 10,00 hs. en el Cementerio del Norte.

Descanse en la paz del Señor.

Hno. Edgardo Bruzzoni
Provincial
Publicado el 06 de abril de 2007
Hermanos que nos precedieron
“La resurrección de Cristo anima la esperanza de los Hermanos y la certeza de la pervivencia de la comunidad más allá de la muerte.” (C.139)
Falleció el Hno. José Ortiz
Los Hermanos de la Provincia “San José” – Uruguay, comunican el sentido fallecimiento del Hermano JOSE (José Ortiz Ortiz) (Antes se llamaba Hno. Gaudencio).
El Hno. José estaba enfermo desde hace algún tiempo en el Colegio Sagrada Familia de Aguada (Montevideo) y últimamente se le había detectado un tumor de colon que ya había tomado parte de otros órganos. Su deceso se produjo a las 19 hs. del día 21, cuando los Hermanos se aprontaban a celebrar el miércoles de cenizas.
El Hno. José Ortiz nació el 19 de Marzo de 1917 en Espinosa del Camino (Burgos). Profesó en La Brea (Chieri) el 8 de setiembre de 1934 y llegó a América (Montevideo), poco después, el 27 de noviembre de ese mismo año, para realizar el escolasticado en Progreso.
Entre 1938 y 1940 estuvo en el Colegio Sagrada Familia de Salto donde ejerció como maestro en primaria. También estuvo en Salto entre los años 1965 a 1970 y entre 1975 y 1995. En la Aguada durante los años 1945 y 1965 fue maestro y ayudante de pupilero. También pasó por San José durante algunos períodos y por el Colegio de la Unión.
Su sencillez, humildad y buen trato, despertaron el afecto de sus alumnos que siempre lo recuerdan. En sus momentos libres se dedicaba a componer himnos y canciones en honor de la Sagrada Familia, las que ejecutaba con gran maestría en el harmonio o pedía a algún guitarrista que las tocara.
Pidamos en nuestras oraciones por su eterno descanso.
Descanse en la paz del Señor.
Hno. Edgardo Bruzzoni
Provincial
Publicado el 22 de febrero de 2007
Hermanos que nos precedieron
“La resurrección de Cristo anima la esperanza de los Hermanos y la certeza de la pervivencia de la comunidad más allá de la muerte.” (C. 139)
Falleció el Hno. Santiago Gagliardino
Los Hermanos de la Provincia “San José” -Uruguay, comunican el sentido fallecimiento del Hermano SANTIAGO (Santiago Gagliardino).
El Hermano Santiago, de 69 años de edad, estaba enfermo desde hace tiempo en el Colegio Sagrada Familia de la Aguada (Montevideo) y su deceso se produjo a las 10 hs. del día 13 de setiembre de 2006, en el Círculo Católico, donde había sido internado luego de haber sufrido una descompensación fruto de la enfermedad que lo aquejaba, con posteriores complicaciones que lo llevaron a su fallecimiento.
El Hno. Santiago nació el 2 de mayo de 1937 en Pozo de Molle, provincia de Córdoba, Argentina. Realizando sus primeros votos en Progreso el 2 de marzo de 1958. Realizó la Profesión Perpetua en 1964.
El velatorio se realizará hoy desde las 19:00 hs en el Colegio y Liceo Sagrada Familia (Avda. del Libertador 1960), hasta mañana a las 9:00 hs, donde se celebrará una Misa de Cuerpo Presente en la capilla del colegio. Por lo tanto, se suspenderán las clases en el horario matutino.
El sepelio se realizará mañana a las 10:00hs. en el Cementerio del Norte.
Unámonos en la oración por su eterno descanso.
Hno. Edgardo Bruzzoni
Provincial
Publicado el 13 de setiembre de 2006
Hermanos que nos precedieron
10 de mayo de 1933 - 25 de julio de 2003
Hno. Antonio Darelli
“Toda la vida del religioso es una preparación para el bautismo de la muerte, que introduce definitivamente en la resurrección. Es la hora cumbre del religioso”. (C.185)
A través de la presente, queremos comunicarles el fallecimiento, en la madrugada de hoy, del Hno. ANTONIO DARELLI MUNDELL. Su deceso se produjo en la enfermería del Colegio Sagrada Familia de la Aguada a causa de una neumonía y un neoplasma de pulmón. Hace un mes, el Hermano fue trasladado a la Aguada para realizarle los estudios médicos porque presentaba un dolor fuerte en el pecho. El mismo, reveló la presencia de un tumor cerebral, el cual fue extirpado, y un cáncer alojado en uno de los pulmones, a raíz de lo cual se le comenzó un tratamiento de alto riesgo y de pronóstico reservado. El martes por la noche su salud empeoró por lo que la doctora recomendó su internación en el CASMU y el jueves por la tarde fue traído nuevamente al Colegio con internación domiciliaria. Durante todo este tiempo estuvo acompañado por los Hermanos y se lo veía brindando una sonrisa a todos los que iban a visitarlo. El Hno. Antonio nació en la ciudad de Minas (Lavalleja, Uruguay) el 10 de mayo de 1933. Luego de realizar el noviciado en Progreso, hizo su Primera Profesión como Hermano de la Sagrada Familia, el 1º de marzo de 1951 y la Profesión Perpetua el 11 de febrero de 1957. Se desempeñó como Maestro, Profesor de Dibujo y Director en varias de nuestras obras. Obtuvo el título de Catequesis en el Instituto Católico de París, especializándose luego en pastoral y medios audiovisuales. Comenzó su actividad como maestro en el Colegio Sagrada Familia de la Aguada en 1951. Entre 1957 y 1961 estuvo en el Colegio Sagrada Familia de Buenos Aires, y en 1962 llegaba a San José como Maestro y Profesor de dibujo en secundaria. En 1966 partía para Francia, enviado por sus Superiores, a realizar los cursos de Catequesis, Pastoral y medios de comunicación, donde pudo contactarse con los inicios de la renovación de la Catequesis y las nuevas formas de trasmitir el mensaje evangélico. Estuvo allí hasta 1970. Posteriormente en la Aguada, durante dos años, se desempeña como profesor y coordinador de la Catequesis del Colegio. Luego de un pasaje por Pocitos, regresa a San José como Director en 1979 y está hasta 1985. Posteriormente se desempeña también como director del Colegio San José de Minas hasta 1991. Y en 1992 es nombrado superior y Director del Colegio Sagrada Familia de Salto, cargo que desempeña hasta 1999. En el año 2000 regresa a “su lugar más querido” como solía decir, que fue San José de Mayo, donde se desempeñaba como Director y Docente. Su creatividad lo llevó a buscar siempre lenguajes diferentes para trasmitir y dar a conocer el mensaje evangélico. Su amor al Hno. Gabriel Taborin hizo que lo difundiera a través del arte, el dibujo, la pintura y la fotografía. Los mismos se volvieron verdaderos iconos que nos ayudaron a todos a vivenciar de otra manera la espiritualidad nazarena y taboriniana. Frente a la estela del Hno. Gabriel de las sierras de Córdoba escribía en enero de este año: “El rostro de Gabriel mirando al poniente y a las altas cumbres de las sierras de Córdoba, rostro marcado por ‘una fuerte personalidad y una profunda vida interior', parece trascender fronteras y limitaciones humanas para discernir, entre luces y sombras, un nuevo día sin fin para su Instituto”. Encomendemos a nuestro Hno. Antonio, pidiendo al Señor por su eterno descanso y recordando las palabras de nuestras Constituciones: “La resurrección de Cristo anima la esperanza de los Hermanos y la certeza de la pervivencia de la comunidad más allá de la muerte”. (Const. Nº 139)

Hno. Edgardo Bruzzoni
Provincial
 
PRINCIPAL > PROVINCIA “SAN JOSÉ” > HISTORIA > HERMANOS FALLECIDOS